miércoles, octubre 21, 2020
Banner Top

Creamos y recreamos una y otra vez las anécdotas de la adolescencia o la juventud, de la etapa que consideras la mejor.

Hemos leído un sinfín de ocasiones que los 40 son la edad perfecta, pero en otros artículos dicen que los 30, o que en los 60 comienzas a vivir pleno.

Lo que sí es verdad, es que conforme pasan los años, comienzas a sentir que lo mejor va quedando atrás, los 40 traen toda otra batería de cosas que recién maduran en esta etapa. Analizando la edad a la que los más grandes compositores clásicos y pintores realizaron sus obras cumbre, resulta que la creatividad alcanza su esplendor alrededor de los 42.

 O que nuestra mejor versión para manejarnos socialmente y vincularnos con los demás recién se afina a los 45. A los 48 en promedio se generan los mayores ingresos, buena oportunidad de darse algunos gustos, pero también ir previendo una reserva para el momento del retiro. Y varios de los aspectos de nuestra capacidad mental, como la comprensión de textos, el vocabulario y la habilidad aritmética brillan poco antes de cumplir el medio siglo.

Pero la realidad es la siguiente, la verdadera clave, es vivir en el presente, porque cuando pasan los años nos damos cuenta que eran grandes momentos y estabas más preocupado por el futuro que por lo que realmente te estaba sucediendo, lo cual es algo que nos dice la siguiente frase de Eckhart Tolle;

“Cuando te haces amigo del momento presente te sientes como en casa dondequiera que estés. Si no te sientes cómodo en el ahora, te sentirás incómodo dondequiera que vayas.”

Así que el ahora es lo único que tenemos, evidentemente siempre habrá buenos y malos momentos, pero vive y conserva lo que te hace feliz.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba