sábado, mayo 30, 2020
Banner Top

La semana pasada, Venecia sufrió sus peores inundaciones desde 1966, y posiblemente hay muchas personas que no sepan de este megaproyecto llamado Mose, que es un acrónimo de Modulo Sperimentale Elettromeccanico (Módulo Electromecánico Experimental), y se refiere a la figura bíblica de Moisés, quien separó el mar Rojo para permitir que los israelitas huyeran a Egipto.

Este es un proyecto faraónico de infraestructura que involucra un enorme financiamiento público e ingeniería compleja y está destinado a aislar Venecia del mar Adriático en caso de mareas superiores a 110 centímetros.

Debemos mencionar que estas obras empezaron en 2003, pero debido a casos de corrupción y desvío de dinero, es por lo que se ha pospuesto tanto tiempo, aunque se dice que la fecha programada para que Mose esté completo es para el 2021, pero ¿en qué consiste exactamente este proyecto y cuál es su situación?

El proyecto consta de 78 barreras móviles de color amarillo enterradas en el agua que, cuando se activan, se elevan por encima de la superficie evitando que la marea del Adriático inunde la laguna veneciana.

El resto del tiempo, mientras la marea esté baja, las compuertas permanecen abiertas en el fondo del mar, permitiendo que continúe existiendo el movimiento natural del agua entre el mar y la laguna.

«Si Mose hubiera estado en funcionamiento, habríamos evitado esta marea alta excepcional», dijo el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, después de las inundaciones del martes pasado, cuando el nivel del agua alcanzó los 187 cm.

Solo una vez desde que se tiene registro, en 1966, alcanzó una altura mayor: 194 cm.

Las 78 compuertas ya están ancladas a una construcción de hormigón en el fondo de la laguna y los ingenieros están trabajando ahora en la mecánica para elevarlas simultáneamente una vez que se pronostiquen mareas de más de 110 cm.

Una reciente prueba en parte de la barrera causó vibraciones preocupantes y los ingenieros descubrieron que algunas de las piezas sumergidas se habían oxidado.

Por lo que harán nuevos ensayos el próximo año.

Y uno de los problemas además del desvío de algunos recursos destinados para Mose, es el sobrecosto que ha tenido este sistema de defensa, ya que tiene un costo final de US$6.100 millones, cuando el presupuesto inicial fue de US$1.800 millones.

Lo cual, el costo ha pasado a segundo plano por la urgencia que tienen los habitantes ya que se trata más de la seguridad de turistas, habitantes y arquitectura que se vio bastante afectada la semana pasada.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba