lunes, mayo 25, 2020
Banner Top

¿Te ha pasado que sientes una nostalgia inexplicable al terminar el año?

Se acerca el mes de diciembre, y con ello un montón de emociones, pero esto ocurre en todo el mundo, ya que según estudios afecta a un 20 por ciento de la población, sus causas aún desconciertan a los especialistas.

 Para la psicóloga Martha de Gómez este síndrome tiene que ver con el vacío que genera la terminación de un ciclo. Explica que es muy similar a la depresión temporal que les da a los jóvenes los viernes cuando no tienen un programa de rumba para el fin de semana. O también a la que afecta a los adultos los domingos cuando deben prepararse para una jornada más de trabajo y no están conformes con su puesto o profesión.

En opinión de la experta, sin embargo, este síndrome casi siempre viene acompañado de una depresión soslayada. “Funciona a nivel inconsciente, dice la experta. Las personas afectadas tienen conductas maníacas, entonces van de un extremo al otro. Le ponen mucha atención a las cosas, empiezan a adornar la casa, hacen grandes planes y rezan la novena como si esa super alegría escondiera una depresión. En estos casos sería más saludable ser consciente y aceptar la depresión por el año que va a terminar”.

Aunque la Navidad es por excelencia una fiesta familiar, precisamente en ese núcleo reside otro de los factores que pueden provocar el síndrome, porque siempre hay roces y conflictos que afloran en estas fechas al calor de los tragos y cuando se aflojan los controles de la mente.

“Muchas veces reunirse con los familiares no es tan agradable. Se ponen en evidencia las rivalidades, se expresan sentimientos que pueden herir a otro, en fin, puede ser un lío total”.

Causas

Los duelos

Cuando muere un ser querido o hay una pérdida del vínculo familiar debido a un divorcio o a la partida de un ser querido es probable que las personas más susceptibles queden atrapadas por la nostalgia de navidades pasadas. En algunos casos la celebración de las fiestas decembrinas puede ayudar a elaborar ese duelo. En otros, sin embargo, la persona tiende a quedarse en un estado de añoranza permanente frente al temor de la soledad y la ausencia de un ser querido.

El síndrome navideño también incrementa la tristeza de aquellos que ya habían sido diagnosticados con depresión con anterioridad. En la medida en que los demás estén felices y celebrando estos pacientes se alejan y se sienten más solos en su tristeza. “Por eso es frecuente ver en los carnavales y en este tipo de fiestas un aumento de los suicidios”, dice Téllez.

¿Qué tienes qué hacer?

* En diciembre, las personas tienden a hacer un balance sobre los logros del año. Si lo va a hacer no sea muy drástico consigo mismo. Procure ver los puntos positivos y negativos en forma equilibrada.

* Si bien la Navidad es una fiesta familiar es común ver que las personas se sienten más a gusto con amigos. Tenga en cuenta que cada cual está en total libertad de escoger con quién quiere festejar esta ocasión.

* Exprese sus sentimientos. Comunicar ayuda a aliviar el malestar que está oprimiendo su corazón en esta época.

* No deje que la sociedad de consumo afecte su estado de ánimo. Dar regalos es una costumbre muy bonita pero para seguirla no tiene que botar la casa por la ventana. Analice su situación económica y actúe de acuerdo con esa realidad cuando compre los obsequios para sus familiares.

* Si siente nostalgia de navidades pasadas, trate de vivir esa misma experiencia con los hijos o con otros familares. Según Téllez es una manera de trascender y enseñar una linda costumbre de una generación a otra.

* Trate de ser consciente de la nostalgia y el origen de este sentimiento. Entender lo que está pasando ayuda a proponer soluciones al mismo problema.

* Si tiene un caso cercano de depresión severa, trate de no forzar a esa persona a estar feliz. Es mejor ofrecer cosas pequeñas. Por ejemplo, pedirles que estén la cena navideña un rato o solo el tiempo que él lo desee.

* Las personas en más riesgo de sufrir este tipo de síndrome son aquellas que tienen problemas pendientes y no resuelven situaciones viejas. Una manera de estar mejor es haciéndole frente a estas decisiones.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba