viernes, febrero 28, 2020
Banner Top

Recordemos que en mayo se enviaron los primeros 60 satélites al espacio por el proyecto Starlink de SpaceX que busca crear una constelación de unos 12.000 satélites para ofrecer banda ancha rápida a nivel global, incluso en comunidades o lugares donde el servicio de Internet sea inexistente, caro o poco confiable, como lo asegura su página oficial.

Lo cual tarde que temprano tendría que ocurrir de esta forma, para que más y más personas estén en comunicación, en cualquier parte del mundo, pero el problema comenzó cuando este pasado 25 de Noviembre, los satélites Starlink estropearon la grabación de la rara lluvia de meteoros ‘Unicornio’, también conocida como ‘Alfa Monocerótidas’. El cruce de los artefactos fue grabado por la cámara de la Red Global de Meteoros en el Observatorio Astronómico de Farra en Italia.

Incluso la organización denuncia que desde el lanzamiento de los satélites de Elon Musk, las cámaras del establecimiento han registrado un aumento significativo en el número de falsas detecciones de meteoros.

La Red precisó que en este caso, los primeros 60 satélites de la compañía estadounidense SpaceX no interfirieron con las observaciones de la lluvia de meteoros ‘Unicornio’, cuyo fenómeno iba a durar más de lo normal este año. Pero mostró su preocupación sobre cómo se verán los cielos si Musk lanza los 42.000 artefactos que ha planificado.

«Esto podría negarnos completamente hacer observaciones ópticas de meteoros tan pronto como en 2024», advirtió la organización.

A pesar de que es un proyecto bastante interesante y ambicioso ha sido blanco de críticas. Ya que varios astrónomos se sumaron a las quejas de que esos aparatos obstaculizan el trabajo de los telescopios terrestres.

«Estoy seguro de que Musk se cree una especie de héroe ambiental por vender autos eléctricos, pero su verdadero legado permanente será el del hombre que contaminó los cielos», escribió hace poco el astrofísico de la NASA Simon Porter.

¿Solución?

Para ello la compañía de SpaceX pretende una solución a ello, que es pintar de negro la superficie de los satélites para reducir su luminosidad, pero los científicos aseguraron que esa medida no resolvería el problema debido a que los telescopios de los captarían de cualquier modo.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba