jueves, febrero 20, 2020
Banner Top

Este tipo de fotografías son las que reflejan lo trascendente que es una palabra, o sacar de contexto a personas que normalmente no están acostumbradas a ser fotografiadas.

 

Se trata de Mehmet Genç, que es un fotógrafo turco con el seudónimo de Rotasiz Seyyah, en español significa viajero sin rumbo, y se ha identificado por capturar maravillosos paisajes alrededor del mundo, aunque en esta ocasión, hablamos de las fotografías que en el 2016 realizó a mujer indígenas de Rusia, Taiwán, Camboya, Tailandia, Bolivia, Guatemala, Ucrania y México, cuyas vidas giran en torno al trabajo duro y, aun así, la pobreza es el pan de cada día.

 

Cuenta brevemente que normalmente las miradas y su propia expresión eran tristes y parecían despojadas de toda esperanza, así que optó por hacerlas sonreír al decirles que eran hermosas, y lo mejor de todo es que podemos notar el antes y después que cambia completamente su aspecto, de tener un semblante serio y afligido a mostrar una sonrisa tímida pero sincera.

Al ver las fotografías podemos darnos de la realidad y el contexto en el que viven, incluso el fotógrafo lo menciona, que en comparación a las fotos que ha tomado en Estados Unidos y Europa, las mujeres tienen que trabajar muy duro para tener comida en la casa, o a las niñas las obligan a casarse con señores, por lo que el cansancio del día a día se refleja en su expresión, y la forma más adecuada de sacar una sonrisa era decirles lo hermosa que son.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba