martes, febrero 18, 2020
Banner Top

Los arrecifes tienen una gran influencia en nuestro planeta, ya que brindan los recursos alimenticios para las comunidades locales, tienen viveros de muchas zonas pesqueras del mundo, existen compuestos utilizados en medicinas, algunos para tratar el cáncer, y funcionan como barreras naturales contra huracanes, ciclones y otras tormentas.

Pero se han visto afectados por el cambio climático. El hielo ártico se está derritiendo. Los niveles del mar están aumentando. Los arrecifes de coral, que se encuentran entre los ecosistemas más diversos y biológicamente ricos del planeta, se están reduciendo.

Las regiones de arrecifes de corales han sido afectadas por un proceso que se llama blanqueo (o decoloración). El incremento en la temperatura de los océanos se considera la causa más probable. Al estar más caliente el mar las algas, que viven de forma simbiótica con el coral, abandonan al coral que las acoge. Las algas proporcionan nutrientes y color para el coral. Sin ellas, el coral se blanquea o decolora.

“Muchos arrecifes de coral sanos y resistentes pueden aguantar la decoloración siempre y cuando tengan tiempo para recuperarse”, indicó el especialista en arrecifes de coral Mark Eakin. “Sin embargo, cuando hay un patrón repetitivo de decoloración en un coral en un período corto de tiempo, es muy difícil que esos corales se recuperen y sobrevivan”.

Pero un estudio reciente encontró que los altavoces submarinos ubicados cerca del coral muerto en la Gran Barrera de Coral de Australia alentaron a los nuevos peces a aparecer y establecerse.

Para mejorar las condiciones de los arrecifes de coral degradados en el océano, los investigadores están atrayendo a los peces jóvenes al reproducir el sonido de los arrecifes saludables.

¿Cómo se escucha un arrecife saludable?

Los arrecifes de coral saludables son lugares notablemente ruidosos: el crujido de los camarones y los gritos de peces se combinan para formar un deslumbrante paisaje sonoro biológico.

“Los peces juveniles se concentran en estos sonidos cuando están buscando un lugar para establecerse”, dijo en un comunicado, Steve Simpson, autor principal del estudio, publicado por la Universidad de Exeter.

Los arrecifes de coral enfermos, por otro lado, se vuelven fantasmalmente silenciosos a medida que las diversas criaturas que componen sus ecosistemas perecen o se van.

Por lo tanto, razonaron los investigadores, darles a los peces más jóvenes un estímulo auditivo podría llevarlos de regreso a estos arrecifes muertos.

Después de este experimento, el doble de peces fueron atraídos por el coral muerto mejorado por los altavoces en comparación con las regiones de coral muerto en su estado natural.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba