lunes, mayo 25, 2020
Banner Top

El iluminador es uno de los productos de maquillaje más populares de los últimos años, y más por el sinfín de fotos que vemos en redes sociales en donde el iluminador es lo que predomina en todo el maquillaje, porque si bien antes no era un producto que se tuviera contemplado en la rutina de muchas personas, en la actualidad se ha convertido en un básico sin el que no se puede completar un look.

Debido a su novedad, suele ser difícil para quienes no saben mucho sobre maquillaje saber cómo se usa, esto debido a que actualmente se puede encontrar en una gran variedad de presentaciones y colores, además su función aun no es clara para muchas personas.

 

El iluminador sirve para dar luz a las zonas altas del rostro, este pasó en la rutina ayuda a que las facciones luzcan más y puede equilibrar el efecto del contouring, pero se puede usar por sí mismo para dar definición al rostro, su intensidad es variable, los hay destellantes y también existen los naturales que dan un efecto de luz ligero.

 

Debido a la demanda de este producto, podemos encontrarlo en diferentes presentaciones ya sea líquido, polvo o en barra, y aún así los tres pueden ser bastante funcionales, pero como todo caso, depende de cada persona, gustos o tipo de piel que puede favorecer aún más, por ejemplo:

 

Las pieles grasas suelen preferir productos a base de agua y evitan los aceites, por ello la mejor opción es que se opte por un producto en polvo ya que uno líquido podría hacer que el destello que se busca luzca como sudor al acentuar la producción de sebo natural.

 

Por otro lado, las pieles secas pueden optar por un producto líquido a base de aceite que hidrate la piel y les dé el brillo natural del que naturalmente carecen, estos iluminadores tienen la ventaja de ser mucho más potentes y tener menos partículas de glitter.

 

Para las pieles mixtas que suelen ser secas de algunas zonas, el iluminador en barra es la opción ideal, este es un punto medio que brinda hidratación pero suele tener un efecto de polvo evitando que se vea graso o que se tape los poros.

¿Cómo se debe aplicar?

La aplicación del iluminador debe ser en las zonas altas del rostro y facciones que deseamos destacar, en los pómulos se aplica de forma diagonal hacia la nariz, en el hueso bajo la ceja, en los lagrimales, en la barbilla y en el “Arco de Cupido” sobre el labio superior, si bien no hay reglas para aplicarlo estos son los lugares más comunes donde suele favorecer a la mayoría, pero como en todo, el maquillaje depende de lo que cada persona crea que le luce mejor.

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba