sábado, mayo 30, 2020
Banner Top

Gustav Klimt es uno de los máximos representantes del modernismo europeo,  nació el 14 de julio de 1862 en el Linzaer Stasse de Baumgarten, en un suburbio de Viena, accedió a una beca de formación artística en la que actualmente se denomina la Universidad de Artes Aplicadas de Viena, durante esta formación conocería a Franz Matsch, quien influiría en su modo de entender y concebir la creación artística, así como su carrera profesional.

Klimt encontró en el desnudo femenino una de sus más recurrentes fuentes de inspiración, sus obras están dotadas de una gran energía sensual.

“El beso “es una de las obras más famosas del mundo, después de la Mona Lisa. La obra mide 1.80 metros  de alto  por 1.80 metros de largo, y se encuentra en la galería Belvedere de Viena.

Klimt se inspira en la basílica de San Marco en Venecia.

Entre las varias capas de tele que se ve entre los personajes y la decoración excesiva del cuadro, sucede “el beso” , donde se puede entender que el hombre “pierde la cabeza” literal y simbólicamente por la mujer , las manos de la mujer nos hacen sentir cierto tipo de resistencia, pero la expresión de su rostro muestra lo contrario, ambos se representan como energías opuestas por la vestimenta que llevan , el hombre viste a blanco y negro y la mujer equilibra la pintura vestida con círculos y figuras menos rígidas. El fondo nos brinda una sensación de atemporalidad  por el color dorado,  que no nos da ni una pista de donde se encuentra la pareja.

Nadie sabe con certeza quien es la pareja de la pintura, pues a Klimt no le gustaba dar explicaciones de lo que había en  sus obras ya que él decía que “la pintura tenía que hablar por si sola “

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba