lunes, septiembre 28, 2020
Banner Top

El home office aumentó enormemente durante la pandemia y nos trajo grandes beneficios como asistir a reuniones importantes en shorts —o en calzones— y convivir todo el día con nuestros perritos. Pero también ha traído largas jornadas que hacen necesario ejercer el derecho a la desconexión.⁠

En muchos países, el trabajo remoto —o teletrabajo— tuvo que iniciarse por las necesidades impuestas por la crisis sanitaria, pero sin tener regulaciones claras.⁠

Casi cinco meses después de que comenzó la cuarentena, el congreso de Argentina aprobó una ley de teletrabajo, con el objetivo de garantizar a los empleados los mismos derechos que tenían cuando estaban trabajando de forma presencial.⁠

Uno de los principales reclamos que aparecieron cuando el trabajo se empezó a hacer desde casa es que las jornadas de trabajo se hacían mucho más extensas: los jefes pedían cosas fuera del horario laboral o se pedía estar online casi todo el tiempo. Fue por ese motivo que se incluyó en la ley un artículo que garantiza el derecho a la desconexión.⁠

El senador Mariano Recalde, del Frente de Todos (la actual coalición de gobierno), explicó que se incluyó este artículo para “garantizar el respeto de la jornada máxima y el descanso de la persona que trabaja, se establece el derecho a desconectarse así como la prohibición al empleador de interrumpir el descanso exigiendo tareas o enviando comunicaciones fuera de la jornada laboral”.⁠

Además de la actual ley, se presentaron otros 16 proyectos más. Todos coincidían en el derecho a la desconexión, que fue uno de los principales reclamos que realizaron las organizaciones sindicales argentinas.

Tags:

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba