martes, marzo 9, 2021
Banner Top

Los trajes voladores han sido una obsesión que hemos tenido como humanos desde hace siglos. En estas últimas décadas finalmente los hemos visto hechos realidad con interesantes propuestas como el Jetman o el Flyboard Air. BMW ha dado el siguiente paso: un traje volador con motor eléctrico.

El wingsuit es un deporte extremo en el que con un traje que ofrece resistencia al aire como las alas se desciende desde una considerable altura. El problema de este traje volador es que no hay propulsión alguna más allá de la que se da por la gravedad. El especialista austriaco Peter Salzmann en colaboración con BMW ha presentado su alternativa. Se trata de un traje volador que incorpora un motor eléctrico en el pecho del piloto.

La idea inicial que tenían era colocar el motor en la parte posterior a modo de mochila. Sin embargo, descubrieron que hay muchas más ventajas al colocarlo en la parte delantera en el pecho para conseguir mayor impulso.

El sistema se compone de dos propulsores de 13 centímetros de diámetro que giran a 25.000 rpm. Ofrece botones de encendido y apagado, aceleración y un ligero control de dirección (aunque al final todo depende del movimiento de las extremidades). Todo movido por un motor eléctrico de BMW con 15 kW de potencia. No es mucho si lo comparamos con otros motores eléctricos, aunque suficiente para impulsar a una persona en el aire.

Tags:

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba