domingo, abril 11, 2021
Banner Top

En las calles de Shanghái circula una serie de vehículos autónomos cargados con pollo de KFC desde los que se puede comprar el producto sin necesidad de contacto humano.

Aunque KFC no ha confirmado si se trata de una prueba para arrancar esta opción de venta móvil en China o una campaña de marketing, los vehículos circularon en el centro de la ciudad, deteniéndose en diversos puntos para que los transeúntes se acercaran a comprar.

Cuando un cliente se acercaba para conocer las opciones del menú, simplemente tenía que apuntar la cámara de su smartphone a alguno de los códigos QR ubicados en el vehículo.

A través de una pantalla ubicada en la parte superior del vehículo se indicaban los precios de los productos y los menús disponibles. Al elegir la opción, los clientes podían realizar su pago y una puerta se abría para poder recoger el pedido.

 

Tags:

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba