martes, junio 18, 2024
Banner Top

«Ha sido nadar contra todo un sistema, contra todo un país para yo poder hacer mi trabajo», dijo Sofía Castro, la hija de la actriz Angélica Rivera y el productor José Alberto Castro para explicar su recorrido actoral.

Fue durante una entrevista con Yordi Rosado en su canal de YouTube que la joven de 26 años habló de su sentir como actriz hija de dos famosos, pero también como hijastra, por una temporada, de Enrique Peña Nieto, quien fue presidente de México de 2012 a 2018, tiempo en el que era pareja de su mamá.

«Nadie te explica cómo ser parte de la familia presidencial, yo no lo quería, simplemente fue un acompañamiento a la pareja con la que mi mamá decidió estar», dijo Sofía.

Además señaló que durante la campaña y el sexenio que ejerció Peña Nieto, ella, sus hermanas Fernanda, Regina y los tres hijos del exmandatario formaron una familia y un equipo que se apoyó para sobrellevar las críticas y señalamientos.

«Es una posición de mucha responsabilidad y nos dijeron que nos cuidaramos de la gente que se nos iba a acercar», detalló.

«Sí fuimos una familia de 8 personas que nos queremos con el alma y lo más fuerte terminando fue que dijeran que no era cierto, tratamos de ser un soporte tanto para él como para mi mamá», agregó.

Y sobre todo señaló el acoso mediático que sufrió ella al ser la única figura pública de los seis hijos, por lo que a veces la tomaban como una vocera de la familia, aunque ella oficialmente no lo era y no conocía todos los detalles de lo que le preguntaban.

«Me pasó en Las Vegas,  con (Raúl) ‘El gordo’ de Molina, que me persiguió por los Grammys para que yo opinara y ‘El gordo’ no tuvo compasión para considerar que yo era una niña de 17 años».

Además confesó que tuvo problemas alimenticios a raíz de los comentarios que leía en redes sociales, donde fue criticada por su aspecto físico.

«Nos costó muchísimo, la crítica me deprimió muchísimo, no me gustaba salir, no me podía ver al espejo, independientemente de la posición en la que estés la gente no se da cuenta del alcance que pueden tener los comentarios, no sabes lo que puedes agredir y marcar por el resto de su vida a esa persona; para mí fue muy fuerte porque quería ser actriz y nadie me daba una oportunidad o si me la daban todo el mundo pensaba que era porque era hija de», contó.

Sofía aseguró que fue víctima de lo que es denominado como «Body Shaming», que significa avergonzar o burlarse de alguien por la apariencia de su cuerpo, en su caso la mayoría de las veces era su estatura o peso.

«Me decían que si estaba gorda, cachonda que no tenía cuello, que tenía cara de memela, que era la señorita Peggy de Plaza Sésamo, cosas muy feas y me las creí y me costó muchísimo y hasta la fecha batallo con eso de mi físico y con inseguridades», aceptó.

«Temas alimenticios, de hacer dietas, de no comer, o sea entre bulimia, anorexia, muchas cosas que vivía a consecuencia de lo que me pusieron a mí porque no tuvieron piedad, no me estoy haciendo la víctima, no tuvieron piedad, el como me agredieron, lo que decían de mí, de mi mamá, de mi familia».

Además contó que durante esa temporada tuvo una relación amorosa muy tóxica de la que sólo pudo librarse cuando se fue a estudiar actuación a Los Ángeles. Resaltó el apoyo de sus padres durante toda su vida para salir adelante y dijo que hoy es una mujer mucho más segura, aunque sigue trabajando en sí misma.

«Estaba solo en una posición y he sido quien soy siempre, soy humana, hice lo que pude con lo que tuve, le metí galleta a mis estudios y mi preparación y no le debo nada a nadie, puedo estar tranquila de que mi trabajo lo he hecho sola».

0 Comentarios

Deja un Comentario

Clima

RADIO PORTALAGS

SÍGUENOS

INSTAGRAM

Publicidad

publicidad
bar la copa
travesia
bokoba